Intolerancias alimentarias

La epidemia del Siglo XXI
Factores determinantes…

A día de hoy nos encontramos que no sólo los adultos están afectados por estas patologías si no también niños. Además de que cada día son más los casos, estos problemas digestivos pueden derivar en otras patologías que muchas veces cuesta de asociar.

Debido a la complejidad de estos desajustes intestinales, el afectado en muchas ocasiones se siente perdido y frustrado por no saber relacionar sus síntomas con ninguna patología conocida a la cual se le pueda poner remedio inmediato.
Normalmente son procesos largos en los que la persona tiene que lidiar cada día con los síntomas, por lo que eso le genera aún más estrés y una gran impotencia cuando no encuentra el profesional de la salud capacitado para afrontar esta serie de situaciones sin medicación paliativa.

Es necesario dejar claro desde el principio que lo más importante es llegar al causante de estas intolerancias alimentarias, ya que a no ser que hablemos de intolerancia hereditaria a la fructosa o celiaquía, seguramente estas otras vengan producidas por alguna causa, la cual debemos averiguar para que podamos recuperar la absorción de dichos alimentos y podamos equilibrar nuestra microbiota para disponer de una buena salud.
Si estos problemas perduran en el tiempo pueden generar desajustes mayores que cada día se complicarán más si no se dispone de pautas ni conocimientos para abordarlos.

Una dieta no es suficiente para pensar que el problema ya está solucionado.
Además de que es muy importante saber diferenciar entre una intolerancia/mala absorción y una alergia alimentaria.

Síntomas más habituales de las alergias:

  • Insuficiencia respiratoria
  • Erupciones y urticarias
  • Hinchazón en la cara, labios …
  • Vómitos y diarreas
  • Tos y estornudos
  • Irritación estomacal
  • Congestión, etc.

La alergia a un alimento activa el sistema inmunitario y genera producción de anticuerpos o inmunoglobulinas E. Estos anticuerpos segregan sustancias químicas que pueden producir dichos síntomas.

En cambio, las intolerancias alimentarias no siempre se presentan de la misma manera en cada persona.

Síntomas más habituales de las intolerancias alimentarias:

  • Dolor e hinchazón abdominal
  • Diarreas, estreñimiento o ambas
  • Gases, eructos, retortijones
  • Distensión y calambres abdominales
  • Acidez o reflujo
  • Amargor de boca, etc.

Síntomas extra digestivos más habituales de las intolerancias alimentarias:

  • Cansancio extremo
  • Cefalea
  • Insomnio
  • Disminución de capacidad de atención y concentración
  • Desajustes menstruales
  • Dolores de cabeza
  • Picores de la piel sin causas alérgicas, sequedad de piel y mucosa
  • Rosácea o problemas dermatológicos
  • Pérdida de pelo
  • Dolores articulares y musculares
  • Nerviosismo e inquietud
  • Fiebre
  • Depresión
  • Sensación de frío
  • Pérdida de peso, etc.

Cada día se ven más casos de afectados con permeabilidad intestinal (Síndrome del Intestino Irritable) con una alteración importante en su microbiota intestinal.

Esto se debe en muchas ocasiones:

  • Al tipo de alimentación procesada que se consume a día de hoy en países desarrollados
  • Al estrés y al ritmo de vida que se presenta en esta sociedad
  • A la falta de movimiento
  • A altas ingestas de medicamentos
  • A la incapacidad de eliminar toxinas de nuestro organismo
  • A la exposición de factores ambientales
  • A infecciones víricas o parasitarias, etc.

Incluso suelen ser varios los factores que hacen que nuestro sistema inmune se vea inflamado durante un largo período de tiempo, originando así una disbiosis intestinal.

El deterioro del aparato digestivo debido a estos desajustes provoca una separación en la unión de las células epiteliales y deteriora la mucosa intestinal, desequilibrando la flora e inflamando todo el aparato digestivo.

Muchas veces a causa de eso, aparecen las intolerancias alimentarias, el sobrecrecimiento bacteriano, la hipoclorhídria, dolores articulares y muchísimas patologías autoinmunes ya cronificadas …

 

Si hablamos, por ejemplo, de la intolerancia a la fructosa, ésta si no es hereditaria, aparece por alguna causa (que a veces cuesta encontrar) y tras detectar y tratar dicha causa, en muchas ocasiones los transportadores encargados de dicha absorción se recuperan, mejorando por lo tanto la absorción y  ayudando a digerir muchos de los alimentos que la contienen que antes creaban un mal estar.

Ocurre lo mismo con la sensibilidad a la lactosa, a no ser que sea por la falta de la enzima lactasa, como es lo normal, dicha sensibilidad puede estar provocada por una situación de inflamación en el aparato digestivo que hará que se presenten síntomas al no poder digerirla correctamente.

A diferencia de la enfermedad celíaca, la cual a día de hoy aún no tiene un retorno, la sensibilidad al gluten o a la lactosa, que no es lo mismo, pueden empeorar aún más la inflamación intestinal, incluso aunque la persona solo presente síntomas extra digestivos.

Es importante entender que aunque dichas sensibilidades no sean las causantes sintomatológicas, eliminar a tiempo dichos alimentos y/o productos que lo contienen, será fundamental para ayudar a desinflamar el intestino irritado.

Olvidémonos de eso que dicen de que si dejamos de tomar gluten o lactosa sin ser diagnosticados como celíacos o intolerantes provocaremos nosotros mismos dicha intolerancia y nunca más podremos volver a tomarlos sin notar sus consecuencias.

Eliminar dichos alimentos durante el tiempo que se considere oportuno ayudará al proceso de recuperación de la microbiota. Además favorecerá la desintoxicación del organismo de una forma más rápida y junto con la ayuda suplementos naturales, métodos de relajación y ejercicio y siempre valorando todos los factores que puedan interferir, se podrá conseguir entender el porqué de dichos trastornos y abordarlos.

Mi larga experiencia me ha hecho ver que la medicina convencional a día de hoy está tan diseccionada por especialidades que muchas veces el profesional es incapaz de detectar la relación entre un síntoma y su especialidad.

Gracias a la medicina integrativa y a pruebas concretas de la medicina convencional, he conseguido junto a profesionales de la salud actualizados dar con los causantes de mis síntomas y recuperar mi salud a través de un conocimiento profundo sobre el ya conocido ‘cerebro olvidado’ o como incluso ya lo llaman ‘primer cerebro’.

Con un cuadro de soldados mareados y lesionados es imposible dominar cualquier inflamación y luchar contra tantísimos patógenos a los que nos vemos expuestos a día de hoy.

Se deben investigar junto al profesional todos los síntomas al detalle y tras conocer los protocolos más actulizados llegar a un diagnóstico real y no un síntoma cronificado.

LOS PRIMEROS PASOS DE PROTOCOLOS,
PRUEBAS Y DIAGNÓSTICOS

Actualmente se están utilizando ya diferentes abordajes, pruebas y estudios, cada día más fiables, en los que trabajan laboratorios junto con inmunólogos, biólogos, digestivos, nutricionistas y especialistas de la salud de muchísimas especialidades diferentes.

Aunque aún queda mucho por investigar, con estos avances ya se ha conseguido diagnosticar de forma más afectiva a muchos afectados con problemas como Enfermedad de Chron, Colitis, intolerancias alimentarias, fibromialgia, Síndrome de Intestino Irritable y muchas más, no solo dándoles un nombre (ya que eso no es lo ideal) sino abordándolas con mecanismos muy concretos que profundizan en la raíz del problema, ya sea por hábitos físicos o emocionales.

Pero más importante aún es que tras analizar todos los estudios realizados e integrar muchísimo los síntomas con los resultados, se ha conseguido mejorar el estado de la microbiota de muchos de ellos, aliviando a la vez sus síntomas, cada día menos tapados con fármacos como son los protectores, los antinflamatorios, los corticoides o los depresivos…
Los cuales ya se ha demostrado que llevan a la persona a empeorar aún más su situación, aunque puedan calmar brotes en momentos puntuales y a corto plazo.

Eso nos dice que aún queda mucho por aprender…
Pero ya existe una consciencia sobre este tipo de patologías autoinmunes, tan olvidadas hasta ahora…

Patologías y consecuencias a tener en cuenta:

Cuando se encuentran síntomas en la persona relacionados con cualquiera de estas patologías, es muy importante dar la importancia que se merece a los últimos estudios para poder contrastarlo con una buena analítica, para empezar. Habrá que tener en cuenta los posibles déficits, los anticuerpos y habrá que descartar antes de nada una inflamación crónica.

Existen infinidad de pruebas cada día más actualizadas para que junto con el profesional que lleve el caso concreto de la persona se pueda valorar correctamente contrastándolas con las diferentes sintomatologías.

Análisis de genética para celiaquía, test de aliento con lactulosa, sorbitol, estudios de parásitos por técnicas de PCR, estudios endoscópicos con biopsia, análisis de serología, test de disbiosis y microbiota, alergias…
Cada día se perfeccionan más estos estudios y muchos otros debido al trabajo diario de muchísimos profesionales.
Pero es tu deber como afectado aprovechar esta oportunidad para poder junto con tu médico obtener un pronto diagnóstico y no quedarse solo con el nombre de la patología cronificada.

Para ir entendiéndolo más...

Patologías

Intolerancia al gluten

Celiaquía, sensibilidad e intolerancia¿Cómo se diagnostica a un celíaco? Se diagnostica bajo unos criterios que sirven para definir lo que

Leer Más >>
Ariadna Pastor Sánchez

Ariadna Pastor Sánchez

Diseñadora gráfica y web: Ayudo a profesionales de la salud a crear un negocio online consciente acorde a su especialidad e identidad visual, para sacar partido a sus conocimientos y en consecuencia ayudar más personas afectadas.

¡Gracias por compartir!

¡Me interesa tu opinión!

¿Sufres intolerancias alimentarias?

2 comentarios en «Intolerancias alimentarias»

  1. Hola,
    Escribo porque me he sentido muy identificada contigo… Tanto en los síntomas como en la motivación para desarrollar un proyecto relacionado con la salud. Yo llevo algo más de 10 años con sensación de acidez gástrica practicamente a diario, que solo mejora parcialmente con los tratamientos convencionales. Como no voy a estar todos los días tomándolos, me he acostumbrado a vivir así. Siempre lo he achacado al estrés, pero me llama la atención el hecho de que no mejore y no desaparezca esa sensación con los cambios de alimentación o con los distintos tratamientos. Creo que padezco una intolerancia alimentarias, y leerte me ha dado esperanza. Me estoy replanteando volver a buscar ayuda profesional. No conozco profesionales que traten este tipo de patologías, pero espero tener la suerte y la constancia que has tenido tú hasta dar con ellos.
    Gracias por compartir esta información,
    Un saludo!

    Responder
    • ¡Hola Teresa!
      Muchas gracias por escribir, me alegro que hayas llegado de alguna forma a mi web, eso quiere decir que tal y como dices, no vas a parar hasta dar con la/las causas reales que hacen que no mejore tu intestino.
      Son tantas las cosas a tener en cuenta que solo un profesional actualizado va a ser capaz de hacer ese recorrido contigo. Sola es imposible.
      Yo lo único que te puedo recomendar es la PNI (Psiconeuroinmunología). Si miras en mi web verás varios artículos relacionados con ello, además de hablar de las Clínicas Regenera, que son los que me han ayudado en todo momento y por lo que puedo poner la mano en el fuego, aunque ya sabes, esto es más cosa nuestra que de ellos, ellos solo nos explican, enseñan y guían.
      Espero de corazón que todo mejore, estoy segura que así será. Ánimo y constancia. ¡Un abrazo!

      Responder

Deja un comentario

Responsable: Ariadna Pastor Sánchez
Finalidad: Gestionar el comentario que dejes aquí después de leer el post.
Legitimación: Consentimiento del usuario
Destinatario: Los datos que me vas a facilitar a través de este formulario de contacto,
van a ser almacenados en los servidores del proveedor de email y hosting, que también cumple con la ler RGPD.
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en
hola@ariadnapastorsanchez.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
Información adicional: En https://www.ariadnapastorsanchez.com/politica-de-privacidad/ de
www.ariadnapastorsanchez.com, encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso
de su información personal, incluida información sobre acceso, conversación, rectificación, eliminación, seguridad y otros temas.

Ey afectado, no dejes de ver estos artículos:

Salud y consciencia

El cerebro olvidado

El intestino Todo profesional de la salud de cualquier especialidad debería saber transmitir a su paciente que

Leer más >
Patologías

Intolerancia al gluten

Celiaquía, sensibilidad e intolerancia¿Cómo se diagnostica a un celíaco? Se diagnostica bajo unos criterios que sirven para

Leer más >
Patologías

Histamina

El equilibriodel momento y la cantidad adecuada Esta sustancia fundamental es natural de nuestro organismo y se

Leer más >

¿Buscas algo?

¡HOLA!

Un día decidí ayudar a personas en mi misma situación y aquí estoy hoy…

Leer más

CARNE DE PASTO

online

ey afectad@

ESTO ES LO QUE TENGO PARA TI

POR UNA VIDA

sin tóxicos

PROFESIONALES

online

Últimos artículos

Indícame tu nombre y el correo para darte acceso

Responsable » Ariadna Pastor Sánchez
Finalidad » Darte acceso a la Masterclass
Legitimación » tu consentimiento
Derechos » tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.
Información adicional: En https://www.ariadnapastorsanchez.com/politica-de-privacidad/ de www.ariadnapastorsanchez.com,  encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal, incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad, y otros temas.